PREGUNTAS FRECUENTES

¿El personal a cargo del establecimiento es profesional?

Todo el personal que se desempeña en las Residencias para adultos mayores Arco Iris está altamente capacitado. Profesionales de la salud y la gerontología son los que atenderán las necesidades particulares de cada uno de los residentes, siempre poniendo a disposición todo el conocimiento y sabiduría ganado en años de experiencia. 
Cada área de atención, sea médica, psicológica o de recreación será atendida por profesionales específicos en la materia, lo cual garantiza las mejores opciones en el cuidado y trato del residente.

¿Son las instalaciones y el mobiliario adecuados para adultos mayores?

La arquitectura, ambientación y mobiliario están pensados en función no sólo de la seguridad de las personas que la ocupan, sino también como una forma más de favorecer la integración social. Con gran iluminación natural y artificial, espacios a medida para cada actividad, lugares comunes, mobiliario confortable y todo un diseño pensado en función de la mejora en la calidad de vida del residente.

 

¿Qué tipo de alimentación reciben los residentes?

Menús confeccionados en base a los planes alimentarios de los residentes. Además contamos con planes alimentarios para regímenes especiales y adecuados a la necesidad de cada persona.

 

¿Las visitas se realizan sólo en horarios preestablecidos?

No. Las visitas a los residentes se pueden realizar en cualquier horario dentro del normal funcionamiento de la institución. 

¿Los residentes pueden salir de la institución?

Desde el momento que los residentes viven en Arco Iris, esta es su casa. Y la familia se maneja con total libertad para llevarlos a reuniones sociales, cumpleaños, fiestas, vacaciones etc.

 

¿Si yo soy una persona mayor en buen estado de salud e independiente, puedo vivir en Arco Iris?

Si. Hay muchas personas mayores que se encuentran muy bien, son independientes y podrían vivir en su casa… pero están solas. Por eso Arco Iris es una excelente opción para ese grupo de personas. Porque se manejan como si fuera su casa pero con un montón de beneficios. No se tienen que preocupar por la seguridad, ni por pagar impuestos, ni por el mantenimiento de la casa, ni por la comida, ni por la limpieza etc. En las residencias Arco Iris está todo resuelto, y además… tendrán una rica vida social con servicios médicos y actividades programadas todos los días.

 

¿Cómo saber si es una buena decisión llevar a una persona a una residencia?

Generalmente los tiempos y dedicación que necesita una persona adulta mayor o de la tercera edad demandan cuidados y atención especializada que en muchos casos no se puede brindar desde la familia o entorno más cercano.
Muchas veces para los adultos, abuelos o personas mayores que necesitan algún tipo de asistencia, se convierte en una decisión difícil de afrontar.
Lo primero que se debe observar es la necesidad de la persona mayor, ya que de eso dependerán las prioridades que se dé a los servicios que se ofrecen. Después es necesario analizar la calidad de los servicios que una residencia puede brindar y en función de ello analizar el profesionalismo, la experiencia, las instalaciones, las actividades y el personal.
Un punto central y no menos importante es poder conocer la filosofía del lugar o residencia que vaya a recibir al adulto mayor, ya que será esta la que marcará fuertemente la concepción de la institución respecto del cuidado de los residentes y de la calidad de vida.
Conocer las instalaciones, entrevistarse con los responsables, caminar por el lugar donde habitará el residente y “sentir” que todo el ambiente es adecuado para el desarrollo y bienestar de las personas.

ARCO IRIS cuenta con más de 50 años de experiencia, y le brindará tranquilidad al momento de tomar una decisión trascendente como ésta.